Ya es oficial. El veroño pasó, el frío ha vuelto y aunque en tu armario sigan conviviendo los vestiditos veraniegos y la manta zamarona, ha llegado el momento de aceptarlo… El otoño ha llegado y lo ha hecho con fuerza, cargadito de lluvias, resfriados y olas de frío, lo que para tu piel solo puede significar una cosa: deshidratación a tope, querida (OMG!). Así que si tienes dudas sobre cómo identificarla, aquí tienes unas pistas: tus poros han aumentado de tamaño; tu piel se ha vuelto más apagada, reseca y de textura áspera; cualquier arruguita o línea de expresión ahora es mucho más visible; y tienes una constante sensación de sequedad, y mayor sensibilidad frente al agua caliente y los jabones.

Pero tranquilidad que no todo va a ser malo, y es que el otoño también tiene su puntito. Por eso hoy te traemos las 5 reglas de oro de las coreanas en el skincare otoñal para que puedas proteger tu piel y sacarle el máximo partido a estos meses:

  1. Hidratación a tope. Aunque te dé pereza, los meses de frío son EL momento de hidratar intensamente la piel… Sí, aunque tu piel sea grasa…y no, no basta con tu crema diaria. Deberás reajustar y completar tu rutina con cosméticos altamente hidratantes como con cremas más densas (Geum Sul Rejuvenating Cream), mascarillas de noche (Ultimate Nourishing Spa Mask), esencias (Snail 96 Mucin Power Essence) y sérums (H2 Dermadeca Serum Spray).
  2. Ojito con el Contorno de ojos (^o^). Fortalécelo con cremas como el Timeless. Ya sabes que la piel de esta zona es hasta 10 veces más fina que la del resto del cuerpo y hasta 5 veces más fina que la del resto del rostro, por eso, es la más sensible a sufrir microarrugas y la que más necesita hidratarse en épocas de frío para evitar su aparición.
  3. Tratamientos despigmentantes. Si te preocupan las manchas, el otoño es la mejor estación del año para seguir este tipo de tratamientos (como el 3 Steps Whitening Mask o el Natural Goat Milk Whitening Toner). Piensa que al fin y al cabo, cualquier tratamiento despigmentante realiza una exfoliación de la piel, dejándola más desprotegida y sensible a daños ambientales como el sol, y a la aparición de nuevas manchas. Por eso, si quieres realizar este tipo de tratamientos, el otoño, con su sol menos intenso y agresivo, es el momento ideal. Eso sí, recuerda siempre utilizar protector solar como el Sun Milk SPF 50+, independientemente de si el procedimiento lo has realizado en una clínica o en casa con cosméticos.
  4. Exfoliaciones sí pero con cuidado. Usar exfoliantes semanales te ayudará a combatir la piel seca y escamosa, y te asegurará que tu piel absorba correctamente todo lo que le eches encima pero cuidado con la forma en que los uses. Evita aplicarlos brucamente o muy seguidos, ya que durante el otoño la piel se vuelve más sensible. Te recomendamos para exfoliación mecánica: Gentle Black Sugar. Y para la química: los discos de Neogen.
  5. Y, por último, cuidado con los cambios bruscos de temperatura. Nada de duchas calientes (mejor tibias), de poner a tope la calefacción o de pasarte el día en ambientes secos… solo conseguirás aumentar esa fase de deshidratación e irritar la piel.

También te pueden interesar los Posts: ¿Piel seca o piel deshidratada?, Exfoliantes Químicos vs Mecánicos (la guía definitiva), Cómo aplicar el contorno de ojos correctamente o Crema Día, Noche o Sleeping Mask?

Deja un comentario