Apúntalos bien porque hoy te traemos los 5 (malos) hábitos más frecuentes que todas cometemos a diario y que perjudican el bienestar de nuestra piel… Y no, nos referimos a los míticos “no desmaquillarse antes de irse a la cama” o “no ser constante” sino a estos 5 errores tremendamente comunes que la mayoría cometemos a diario:

1. LAVARSE LA CARA EN LA DUCHA

Sí, todas conocemos de sobra la gran importancia de la Doble Limpieza pero, seamos sinceras, cuántas de nosotras la realizamos a menudo directamente en la ducha… Al fin y al cabo es una buena manera de ahorrar tiempo y cumplir con el cuidado de la piel…o ¿no?... Pues aquí está la cosa. Sí y no. En realidad, esta práctica es correcta siempre y cuando controlemos la temperatura y la presión que la ducha ejerce sobre nuestra piel... ¿La solución? Muy sencilla. Cuando vayas a lavarte la cara, regula la temperatura del agua hasta que sea tibia y recuerda bajar mucho la presión de la ducha o mejor, ayudarte de las manos para enjuagarte el rostro, así evitarás eliminar aceites esenciales y que aparezcan capilares rotos en la piel. ¿Nuestros favoritos para la ducha? El aceite M Perfect de Missha y el jabón de Carbón Negro de Klairs.

2. UTILIZAR PRODUCTOS EQUIVOCADOS

En realidad se trata de un error bastante común. Muchos no conocen bien su tipo de piel ni qué productos son los que mejor le van, lo que termina provocando que o bien la tratemos de manera ineficaz o que incluso agravemos sus afecciones como lo son el exceso de sebo o el acné. ¿La solución? Diagnosticar correctamente tu tipo de piel y conocer qué pasos son los fundamentales para ti. Aquí tienes un Post donde te lo contamos todo y si aún así, sigues teniendo dudas, acude a un dermatólogo.

3. APLICARSE LOS PRODUCTOS EN EL ORDEN INCORRECTO

Quizás pueda parecer una exageración pero está demostrado que si no sigues el orden correcto, por mucho dinero que te gastes en cosméticos, no conseguirás que estos actúen de manera eficaz. ¿La solución? Ante todo aplica la lógica. Primero, recuerda que tu rutina de cuidado facial debe cumplir 3 fases (y en este orden): limpieza, hidratación y tratamiento, y protección. Y en segundo lugar, aplica los cosméticos según su consistencia para que la piel los pueda ir absorbiendo y no se “ahogue”: yendo de los más ligeros o acuosos, a los más densos. Aquí tienes un Post donde te explicamos toda la lógica que se esconde detrás del orden de aplicación para que no tengas que memorizar los pasos sino simplemente entiendas el porqué.

4. NO USAR A DIARIO PROTECCIÓN SOLAR

Nos lo han advertido miles de veces pero pasarán los años y seguiremos empeñadas en asociar los protectores solares al bikini, al calor y al verano… Y, en serio, no podemos estar más equivocadas. El sol no entiende de estaciones del año… sea invierno o verano, esté soleado o nublado, los rayos del sol pueden penetrar hasta en un 80% las nubes e incluso las ventanas. Lo que significa que si no nos protegemos a diario, nuestra piel estará sufriendo la radiación de los rayos UV y experimentando una aceleración en su envejecimiento e incluso problemas graves de salud como el temido cáncer de piel. ¿La solución? Protegernos todo el año cada día antes de salir de casa, mejor con protectores solares de uso diario como el Sebum Zero o el Essence Sun que no nos dejen aromas, sensación grasa o color blanquecino. Y si nos dan pereza, usar al menos maquillaje BB Cream con alto SPF como el Bronze Plus o el M Perfect Cover.

5. NO LIMPIAR LA PANTALLA DEL MÓVIL

Si fuéramos conscientes de toda la porquería que se acumula en nuestras pantallas, probablemente no volveríamos a ponernos el móvil en la mejilla nunca más, ni dejaríamos que otros lo cogieran para escribir un whatsapp o ver una foto… Piénsalo. A toda la cantidad de gérmenes, bacterias y suciedad de nuestras manos, súmales también la polución y porquería medioambiental. ¿La solución? Utiliza toallitas limpiadoras para la pantalla y no pegues en exceso el móvil a la mejilla… Especialmente si tienes la piel grasa o tendencia acnéica porque si no, solo conseguirás infectar los puntos negros y que te salgan más granitos.

Foto: Elle

También te pueden interesar los Posts: Los 10 errores de cuidado facial que probablemente estás cometiendo; La Doble Limpieza coreana; Y tu paso más importante es…; o El orden de aplicación sí importa. Su lógica.

Comentarios

Koco Chic el

Gracias a ti por leernos, Suellen! <3

Suellen el

Es muy curiosa sobre NO LIMPIAR LA PANTALLA DEL MÓVIL y digo sinceramente no lo sabía nada de eso 😳😳😳😳🙈🙈🙈😁😁. Gracias por información interesante y encantada 😍😍👌👌

Deja un comentario