Seguro que a estas alturas ya sabrás que el aceite limpiador es el primer paso de la famosa Doble Limpieza coreana, y que con él eliminas todas las impurezas y suciedad de base oleosa como el exceso de sebo, el maquillaje o el protector solar. Lo que quizás aún no sepas es que el aceite limpiador también tiene otros usos sorprendentes con los que podrás sacarles el máximo partido.

1. PARA SACAR LAS MANCHAS DE MAQUILLAJE EN LA ROPA

A quién no le ha pasado alguna vez… Volver a casa y encontrarte con una mancha de maquillaje resistente en tu camisa favorita… pero ¡que no cunda el pánico! Cuando esto te ocurra, recuerda echar sobre la mancha un aceite limpiador como el M Perfect, y dejarlo actuar durante unos minutos antes de meter la camisa en la lavadora. El maquillaje desaparecerá más fácilmente y tu camisa quedará como al principio.

2. PARA LIMPIAR TUS PINCELES DE MAQUILLAJE

Lo sabemos. A todas nos pasa. Utilizamos prácticamente a diario nuestros pinceles de maquillaje y nos olvidamos que al igual que nuestra piel, ellos también necesitan de cuidados y limpieza. Al fin y al cabo al usarlos, los estamos poniendo en contacto con nuestro rostro pasándole toda la suciedad e incluso bacterias y multiplicando las posibilidades de que nos infecten puntos negros y aparezcan los dichosos granitos. ¿La solución? Usa un aceite limpiador como el M Perfect para limpiarlos exactamente igual que haces con la piel. Primero echa una pequeña cantidad sobre ellos, frótalos, y a continuación añádeles agua para que emulsione y limpia en mayor profundidad. Termina enjuagándolos y, si quieres dejarlos completamente limpios, utiliza un limpiador de base acuosa para finalizar como el BB Cleanser.

3. PARA REALIZAR UNA DEPILACIÓN MÁS SUAVE, DELICADA E HIDRATANTE

Si notas últimamente que cuando te depilas con maquinilla la piel de las piernas o las axilas está más delicada o irritada, te recomendamos sustituir tu gel o espuma por un aceite limpiador como el Floria Brightening a base de rosa mosqueta. Aplícalo sobre la zona que vayas a depilar, pásate la maquinilla y a continuación echa un poco de agua tibia para que emulsione mientras te regalas un rápido masaje. La piel quedará más suave, hidratada y sin irritación.

4. PARA ABLANDAR LOS PUNTOS NEGROS

Si tienes una batalla abierta con los puntos negros y vas a utilizar parches como los de Mediheal para acabar con ellos, recuerda aplicarte un poco de aceite limpiador como el Gentle Black y darte un suave masaje, antes de aclarar y empezar con el tratamiento. De esta manera conseguirás ablandarlos y maximizar el resultado de los parches anti puntos negros.

5. PARA HIDRATAR Y SUAVIZAR LA PIEL DURANTE LA EXFOLIACIÓN

Si tienes la piel sensible o seca, utiliza un aceite limpiador como el Gentle Black junto con un exfoliante mecánico suave como el de azúcar moreno de Klairs, para realizar una exfoliación menos agresiva pero hidratante. De esta manera, la piel quedará más limpia, suave, hidratada y libre de cualquiera irritación.

6. PARA PREPARAR UN EXFOLIANTE DIY

Si tu piel pide a gritos una exfoliación pero no tienes ningún exfoliante a mano, ¡no te cortes y fabrícalo tú misma! Solo necesitas un exfoliante mecánico natural como el azúcar moreno y tu aceite limpiador. Mezcla en un bol dos cucharadas de azúcar con un poco de aceite y remueve bien antes de aplicártelo sobre la piel y realizar un suave masaje.

Ya ves que el aceite limpiador tiene más posibilidades de uso que la propia limpieza facial. Y al igual que con el aceite, también ocurre lo mismo con otro cosméticos que utilizamos a diario en nuestro rutina de cuidado facial… ¿te gustaría conocer más usos inesperados?

También te pueden interesar los Posts: La Doble Limpieza coreana, Exfoliantes Químicos vs Mecánicos; Mis mejores trucos con Mascarillas; o Los 7 secretos de Belleza de las actrices coreanas.

Deja un comentario