Quizás seas de las que pienses que la crema para el contorno de ojos está sobrevalorada y que con aplicar la crema de la cara en esta zona es más que suficiente, pero déjame decirte que no es así. Obviamente siempre será mejor que nada y desde luego tu piel no se va a caer por aplicarte una crema cualquiera en el contorno de ojos, pero, si de verdad quieres evitar que te salgan arrugas y haga acto de presencia la temida flacidez en los parpados, una crema para el rostro difícilmente será suficiente… Al fin y al cabo, esta es la zona en la que aparecen los primeros signos de envejecimiento y necesita mimos extras.

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE?

Porque la piel del contorno de ojos tiene unas necesidades especiales y requiere formulaciones más delicadas. Piensa que es hasta 10 veces más fina que la del resto del cuerpo y hasta 5 veces más fina que la del resto del rostro lo que significa (entre otras cosas) que tiene una proporción muy pobre de colágeno, ceramidas y elastinas… que son precisamente los grandes amigos que mantienen la piel joven por más tiempo, aportando elasticidad, firmeza e hidratación a la piel, y que, por eso, son los ingredientes que suelen estar presentes en la mayoría de las cremas para el contorno de ojos (y que no necesariamente están en las cremas para el rostro).   

¿ES IMPORTANTE CÓMO SE APLIQUE?

Definitivamente, ¡sí! Del modo y orden en que te apliques la crema para el contorno de ojos dependerán (en gran parte) los resultados que logres en esta zona.

Para empezar, recuerda que el contorno de ojos debes aplicártelo sobre la piel limpia y seca, preferiblemente después de haber realizado la doble limpieza coreana, y siempre con las manos limpias. Una vez estés lista, toma una pequeña cantidad (algo menos de un guisante) y aplícate 4 o 5 “puntos de crema” en el párpado fijo inferior, es decir, donde notas que hay hueso. Yo aquí estoy usando el Shadow-Off Eye Cream de Cremorlab para combatir ojeras y arrugas prematuras. Empieza desde el interior de la cara y ve subiendo hacia la sien o hasta la línea imaginaria en la que se juntarían estos puntos de crema con la extensión de tu ceja.

 A continuación aplícate otros dos puntos de crema en el parpado fijo superior y otros dos más encima de las cejas.

Una vez has aplicado todos los puntos, toca dar suaves golpecitos siguiendo exactamente el mismo orden que cuando los has aplicado. Siempre desde el interior de la cara hacia el exterior, y de abajo a arriba. (Muchos especialistas hablan de utilizar el dedo anular para dar los golpecitos porque dicen que es con el que menos fuerza se ejerce… personalmente creo que es tan sencillo como utilizar el dedo con el que te sientas más cómoda sin olvidar que no debes ejercer dicha presión sobre la piel).

ALGUNOS TRUCOS CON EL CONTORNO DE OJOS

Para la frente y zona de la boca

Si tienes las típicas líneas de expresión o pequeñas arrugas en la frente, en la zona de la sonrisa o en la comisura de los labios, entonces utiliza tu contorno de ojos. Las formulaciones de estas cremas las convierten en una opción ideal para combatirlas y en un excelente complemento a las cremas antiaging. Mi favorita para este uso es la Timeless Ferment Snail por poseer una potente formulación antiarrugas y reafirmante. Aplícate unos puntos de crema a lo largo de estas arrugas o líneas de expresión, y da suaves golpecitos hasta que se haya absorbido completamente y justo antes de pasar a la crema hidratante de rostro. Recuerda evitar aplicar tu crema para el contorno en la zona de las fosas nasales, ya que estas son más propensas a los excesos de sebo y a los puntos negros.

 

 

Para el cuello

Igualmente, si tienes arrugas o notas falta de firmeza en el cuello, puedes aplicar tu contorno de ojos en esta zona como completo a tu crema antiaging.

Para eventos especiales

Cuando notes las bolsas de debajo de los ojos muy hinchados o tengas un evento especial, humedece un par de algodones en una crema para el contorno de ojos como la Geum Sul Vitalizing Eye Cream de Missha, mételos en la nevera un rato y luego póntelos sobre los ojos. Déjalos actuar hasta que se hayan templado y, a continuación, retíralos. El frío provocará un aumento del riego sanguíneo y los párpados quedarán más deshinchados.

 

También te pueden interesar los Posts: la Doble Limpieza coreana o la Rutina de Belleza coreana

Deja un comentario