Parecía que nunca llegarían pero al fin… ¡las Navidades están aquí! Y no solo las Navidades, también las reuniones familiares, los excesos, las comilonas, las fiestas, las salidas nocturnas,… y cómo no, la piel castigada. Por eso hoy vamos a ver qué podemos hacer estas Navidades para seguir manteniendo la piel que nos hemos trabajado el último año, pero sin que ello nos arruine la diversión de las fiestas.

  • SIM-PLI-FI-CA. He aquí el gran secreto para evitar el abandono masivo de las rutinas en vacaciones. Si no eres una fanática del cuidado facial, sé realista y reduce tu rutina. Piensa que siempre será mejor poco que nada, así que, si quieres minimizar los pasos lo máximo posible, elige productos que sean realmente efectivos y multifunción, como la esencia First Treatment o el tónico Aloe BHA.
  • No te vayas a la cama sin antes hacer una buena limpieza facial. Te hayas maquillado o no, recuerda realizar cada día la Doble Limpieza. Piensa que en estas fechas la piel tiene más suciedad porque pasamos más tiempo en la calle, en ambientes más cargados, rodeadas de tabaco y con mucho más maquillaje. El aceite en Bálsamo White Cure y el limpiador acuoso Rich Moist te permitirán realizar una doble limpieza y contrarrestar la piel cansada de estas fechas.
  • Combate la falta de sueño. Probablemente uno de los peores “castigos” que podemos darle en estas fechas a nuestra piel es no dormir en condiciones. Al fin y al cabo la piel aprovecha para regenerarse entre las 22.00h y las 04.00am, lo que significa que si estamos de fiesta a esas horas, su regeneración caerá en picado y su producción de colágeno y ácido hialurónico será mucho menor. Por tanto, para combatirlo utiliza productos ricos en estos ingredientes como la crema en emulsión Timeless Ferment o la mascarilla facial Pure Farm Pig Collagen.
  • Ojo con la alimentación... Tranquila, no te voy a decir el mítico “sigue una dieta rica en frutas y verduras” porque, francamente, ninguna lo vamos a hacer, pero al menos sí trata de no abusar de la sal, los azúcares, los lácteos, el gluten y el alcohol… Lo sé, todo lo bueno lo tiene pero al menos sé consciente que luego te van a pasar factura en la piel y en el contorno de ojos con la aparición de bolsas, así que si puedes, no abuses y si no, al menos recuerda: beber mucha agua al día siguiente para compensar y depurar; y utiliza un contorno de ojos muy potente para combatir los ojos cansados como el Geum Sul Vitalizing.
  • Prepara la piel para los días especiales. Cuando se acerque fin de año o Nochebuena recuerda realizar una suave exfoliación con la esponja Natural Konjac, y utilizar ese mismo día una mascarilla revitalizante iluminadora como la Herb in Nude, o la noche de antes la mascarilla nocturna Ultimate Nourishing Rice.
  • Maquillaje más duradero. Cuando te prepares para las noches de fiesta, aplícate antes de maquillarte y después de la crema hidratante un primer como el Lasting Cushion para que tu maquillaje dure más y se mantenga intacto por más tiempo.
  • Y lo más importante… disfruta como un niño y pásatelo bomba… porque cuidarse la piel está fenomenal pero no hay mayor regalo para tu salud que estar con los tuyos, reír a carcajadas, darte algún caprichito y vivir la Navidad con la mirada de un niño… ¡Felices Fiestas a todas!

También te pueden interesar los Posts: La Doble Limpieza, Cómo aplicar el contorno de ojos correctamente, Las Mascarillas coreanas o Mis mejores trucos con Mascarillas.

Deja un comentario