Si eres una auténtica fanática del K-Beauty apuesto que a estas alturas habrás oído hablar sobre el nuevo método de limpieza facial “Toner Wash” que en las últimas semanas se ha hecho viral gracias a este video en el que se ve como una chica con acné deja de tenerlo después de lavarse la cara con una mezcla de agua y tónico durante 50 días… A priori los resultados suenan genial pero antes de sumarnos a la fiebre coreana del “Toner Wash Method” hemos decidido probarlo en primera persona para saber si realmente funciona.

¿EN QUÉ CONSISTE EXACTAMENTE EL MÉTODO "TONER WASH"?

En realidad no es más que una manera diferente de aplicar el tónico con el fin de limpiar de forma más suave y profunda la piel mientras le aporta una hidratación extra… Para que nos entendamos, digamos que simplemente consiste en sustituir (mañana y noche) el 4º paso del Tónico por una mezcla de 2 tazas de agua + 2 tapones de un tónico concentrado, y enjuagarse la cara con dicha mezcla durante 30 segundos antes de secarse la piel… Se supone que así limpiamos y eliminamos las impurezas de nuestra piel de manera más eficaz y, por tanto, prevenimos la acumulación de bacterias y la aparición de granitos.

¿CÓMO PUSIMOS A PRUEBA EL MÉTODO?

Hasta ahora, todo lo que habíamos leído sobre el Método “Toner Wash” era positivo (lo que nos tenía absolutamente entusiasmadas) pero antes de añadirlo a nuestra lista de “Métodos y Tips favoritos”, decidimos ponerlo a prueba. Para ello fijamos las bases del experimento:

  • “Cómo lo aplicamos”: para poder comprobar realmente sus efectos, decidimos no alterar ni un solo cosmético o paso de nuestra rutina diaria a excepción del 4º paso del tónico.
  • “Cuándo lo aplicamos”: como es lo que recomienda el Método “Toner Wash”, estuvimos aplicándolo sin excepción en la rutina de la mañana y la noche.
  • “Durante cuánto tiempo”: decidimos seguirlo de manera ininterrumpida durante 2 semanas (15 días)
  • “Qué tónico seleccionamos”: para el experimento seleccionamos un tónico altamente concentrado como recomienda el Método, en concreto, el Supple Preparation de Klairs que hidrata y suaviza en profundidad a la vez que aporta un potente poder antiinflamatorio a la piel.
  • “Qué más hizo falta para ponerlo en práctica”: en realidad es un método muy sencillo, así que lo único “nuevo” que tuvimos que añadir fue un bol para poder mezclar de manera correcta e higiénica el agua y el tónico.

¿CUÁLES FUERON LOS RESULTADOS?

Pues en lo que a la piel se refiere, para ser sincera, no notamos ninguna gran diferencia. Ni la textura, ni la hidratación, ni si quiera el nivel de limpieza de la piel fue mejor siguiendo este método que con el uso habitual del tónico. Es más, durante esas dos semanas personalmente eché muchísimo de menos aplicar el tónico como siempre lo hago porque de esta manera siento la piel mucho más hidratada, suave, fresca y limpia.

¿CONCLUSIÓN?

Estábamos deseosas de poder sumar un método más a nuestra lista de favoritos pero desgraciadamente el Método “Toner Wash” no entrará en nuestro paseo de la fama por varios motivos: es poco efectivo (realmente no notamos ningún cambio en la piel); es poco práctico (créeme, el numerito del bol con el agua y el tónico, lleva su tiempo y es bastante incómodo); y es costoso (piénsalo, tienes que echar dos tapones de tónico cada vez… es decir, en esas dos semanas gastamos lo mismo que en mes y medio aprox)… Y ¿tú? ¿Qué opinas? ¿Has probado el Método “Toner Wash”?

También te puede interesar: Tendencias coreanas para 2018; La Rutina de Belleza Coreana (una guía rápida); La Doble Limpieza Coreana; o Los Mejores trucos con Mascarillas Coreanas.   

Deja un comentario