Que la Rutina de Belleza Coreana de los 10 pasos tiene unos beneficios enormes para tu piel, no es un tema que nadie discuta a estas alturas pero ¿cómo es la mejor manera de ponerla en práctica? o ¿sabes si la estás aplicando correctamente?... Hoy te desvelamos los 8 errores más comunes que cometemos a la hora de seguirla.  

Error 1. Querer hacer los 10 pasos

No te empeñes, no a todas las pieles les van bien los 10 pasos, quizás para la tuya solo funcionen 5. Así que tómate la Rutina Coreana no como ley, sino como una guía que puedes adaptar según tus necesidades. ¿Lo ideal si no sabes por dónde empezar? Iniciarte con lo más básico, solo 3 pasos: limpiador, hidratante y protector solar, y a partir de ahí ir sumando pasos hasta encontrar la combinación perfecta para tu piel. ¿Lo más normal? Que a la mayoría de las pieles les vaya fenomenal la rutina completa, excepto a las grasas que suelen necesitar menos pasos.

Error 2. No usar los cosméticos correctos

No es un mito. No vale cualquier producto para cualquier piel. Las habrá normales e incluso mixtas que sean “agradecidas” pero la mayoría necesitamos dar con los mejores productos para nuestra piel. ¿Y qué pasa si no usamos los cosméticos correctos? Pues lo “menos malo” es que perderemos eficacia en nuestra rutina y que la piel mejorará más lentamente… Lo “más malo”, que podríamos conseguir justo el efecto contrario de lo que estamos buscando o incluso que surjan irritaciones y reacciones en la piel.

Error 3. No lavar correctamente la piel

Ya no vale solo con seguir la Doble Limpieza coreana (1º un aceite limpiador y 2º un limpiador acuoso), sino que además hay que ponerla en práctica correctamente. ¿Cómo? Siguiendo exactamente esta pauta en la Doble Limpieza: Aplicamos el aceite sobre la piel seca, masajeamos durante 15 seg., echamos un poco de agua y volvemos a masajear otros 15 segundos antes de aclarar. Y lo mismo ocurre con el limpiador acuoso, solo que en este caso se aplica sobre la piel humedecida y al final secamos suavemente.

Error 4. No esperar a que se absorban los productos

Créeme que te entiendo cuando te pones a aplicar los hidratantes como una posesa porque quieres acabar cuanto antes, pero si lo haces así, estarás desperdiciando esfuerzos, productos y tiempo… Tranquila que no se trata de esperar media hora entre aplicación y aplicación, pero sí deberías esperar unos segunditos a que se hayan absorbido (casi) completamente antes de pasar al siguiente paso. ¿Y hay alguna excepción? Pues sí, los protectores solares ya que para que sean eficaces solo se podrán aplicar una vez se hayan absorbido perfectamente todos los hidratantes anteriores.

Error 5. No aplicar esencias y sérums en el contorno de ojos

Aquí hay que hacer un matiz importante. No todas las esencias y sérums valen para aplicarse en el contorno de ojos. Por ejemplo, aquellas cuyas fórmulas sean “más agresivas” como pueden ser las que lleven AHA o BHA, evítalas a toda costa en esta zona. El resto en general, si no tienen ninguna contraindicación, podrás aplicarlas en el contorno (solo en los parpados fijos, nunca en los móviles y sin acercarte al ojo demasiado, por supuesto).   

Error 6. No exfoliar semanalmente

Admitámoslo, a no ser que se trate de exfoliantes mecánicos como el clarisonic, la mayoría descuidan este paso. Pero si tu piel cuenta con un exceso de células muertas y restos de impurezas varias, da igual lo mucho que te esfuerces en tu rutina o el dinero que te gastes en ella, tu piel no será capaz de absorber correctamente los productos y, por tanto, estarán perdiendo eficacia.

Error 7. No usar mascarillas semanalmente

Es curioso que en occidente usamos las mascarillas faciales como un “premio” para los momentos de relax que disfrutamos muy de vez en cuando, pero NO (bueno, también), las mascarillas son tratamientos súper intensivos (y efectivos) que nos permiten tratar muy específicamente aquello que nos preocupa en tan solo 20 minutos por un par de euros. No incorporarlas a nuestra rutina semanal, es malgastar totalmente la posibilidad de tener el tratamiento de belleza más efectivo que hay para realizar en casa.

Error 8. No reajustar tu rutina

Aunque nos empeñemos en usar la misma crema eternamente, debemos saber que la piel no tiene las mismas necesidades durante todo el año (ni obviamente durante toda nuestra vida). Por eso, no debes usar los mismos productos siempre, sino ir reajustando tu rutina en cada momento de acuerdo a las necesidades de tu piel o a cómo la vayas notando... Si no sabes cuándo hacerlo, “escucha” tu piel, ella te lo irá “chivando”.

También te pueden interesar los Posts: Las Mascarillas coreanasNos hemos estado limpiando la cara mal; La Doble Limpieza Coreana; Esencias vs SérumsLas dudas más comunes sobre la Rutina de Belleza Coreana de 10 pasos.

errores rutina coreana

Deja un comentario