Si la pasada semana te confesaba todo lo que me habría gustado que me explicasen a mí sobre las Mascarillas coreanas, hoy te voy a desvelar los mejores trucos y consejos que he aprendido para sacarles el máximo rendimiento y conseguir resultados superiores en la piel.

ANTES DE LA MASCARILLA

  • Prepara la piel previamente con al menos la Doble Limpieza y un buen tónico. Piensa que si no, los poros estarán obstruidos con suciedad e impurezas lo que le dificultará enormemente a tu piel la tarea de absorber de manera eficaz todos los ingredientes y propiedades de la Mascarilla. (Mis favoritos son: aceite limpiador M Perfect BB Deep Cleansing; limpiador acuoso Rich Moist Foaming Cleanser; y tónico Supple Preparation).
  • Aplica la esencia sobrante antes. Cuando noto la piel más apagada, fatigada o deshidratada, antes de colocarme la mascarilla, aplico primero una buena cantidad de la esencia sobrante del paquete sobre la piel, doy unos suaves golpecitos y, una vez se ha absorbido, coloco la sheet mask. De esta manera me aseguro que la piel reciba toda la hidratación y nutrición que necesita, y la mascarilla se fije mejor.
  • Métela en la nevera. Si tengo un evento especial, noto los poros más dilatados, o simplemente quiero refrescarme la típica noche de calor intenso en verano, meto unas cuantas horas antes en la nevera una mascarilla como la Pure Farm Pig Collagen Hydrogel Mask. El frío aporta una refrescante sensación a la piel mientras consigue un efecto tensor inmediato y reduce el tamaño de los poros.
  • Sumerge el paquete en agua caliente. Lo reconozco, soy muy friolera. Por eso en invierno suelo sumergir el envase (cerrado) en agua caliente durante unos minutos antes de colocarme la mascarilla. Así consigo una relajante sensación y además maximizo sus efectos al dilatarse los poros con el calor. (Hazlo solo con mascarillas de algodón).

MIENTRAS USO LA MASCARILLA

  • Úsala en la ducha. Cuando no tengo tiempo o noto la piel más deshidratada, utilizo en la ducha una de mis mascarillas favoritas de hidrogel, la Green Tea Pore Care + Moisturizing Sheet Mask. Así maximizo sus propiedades y mejoro la hidratación de la piel.
  • Úsala en un baño relajante. Cuando me quiero mimar y dar un baño relajante, aprovecho para usar una sheet mask. El calor hace que los poros se dilaten y la piel absorba más eficazmente su esencia. (Eso sí, si la mascarilla es de algodón, vigila que esta no se moje, o el tejido absorberá el agua y dejará de ser tan eficaz).

DESPUÉS DE LA MASCARILLA

  • Aprovecha toda la mascarilla. Siempre que termino con la sheet mask, aplico la cantidad sobrante del envase y la mascarilla usada en el cuello, hombros y manos... ¡Realmente se nota!
  • Prepara una mascarilla DIY. Cuando te quites la mascarilla, “exprímela” en su envase original, y añade 4 o 5 discos de algodón. A continuación ciérralo muy bien con unas pinzas o similar (o utiliza una bolsa con cierre zip), y mételo en la nevera. Al día siguiente, tendrás una increíble mascarilla facial “casera”. Si tienes tiempo y te sueles levantar muy hinchada, te recomiendo usarla por la mañana. (Las Herb in Nude -Brightening Care y Firming Care- son ideales para esto porque contienen una gran cantidad de esencia). 

Hasta aquí mis mejores trucos para sacar el máximo partido a las Mascarillas faciales y conseguir resultados superiores en la piel. ¿Y tú? ¿Conoces algún otro truco? ¡No te lo guardes y cuéntanoslo!

 

También te pueden interesar los Posts: “Las Mascarillas coreanas”, “La Doble Limpieza” o la “Rutina de Belleza coreana”.

Deja un comentario