Hace algunos años, Joshua Zeichner, director de cosmética e investigación en el Departamento de Dermatología del Hospital Monte Sinaí, publicó un estudio en el que explicaba cómo el lugar donde te salía un granito, decía mucho sobre tu salud. La realidad es que (sin afán de menospreciar su trabajo), a esa misma conclusión llegó bastante antes la medicina oriental a través de la reflexología facial, un método ancestral que defiende que cualquier problema de salud que podamos tener, queda representado en nuestro rostro y que, por tanto, se puede tratar o aliviar mediante la estimulación de las terminaciones nerviosas que en él se muestran. Ya sea un mal hábito, un problema de salud o simplemente algún tipo de intolerancia, tu piel te lo chivará en forma de granito o imperfección. Hoy te contamos qué dicen de ti esos granitos en función de dónde te salgan.

  • En la frente (1). Significa que hay algún tipo de problema con el sistema digestivo. Lo habitual es que estén causados por una mala alimentación. Por eso, en estos casos debes: reducir el consumo de alimentos procesados y grasas saturadas; beber más agua; y utilizar mascarillas a base de pepino como la Cucumber Soothing + Moisturizing Mask.
  • Entrecejo y contorno de las cejas (2). Esta zona representa el hígado y la vesícula biliar, y es donde las alergias alimentarias se manifiestan primero. Si te ha salido un brote, piensa si puede deberse a una intolerancia alimentaria; al abuso del alcohol; o a una mala alimentación rica en grasas o lácteos.
  • Contorno de los ojos (3). Representa los riñones y suele estar relacionado con problemas con la deshidratación. Por tanto, aumenta la cantidad de agua que bebes a lo largo del día.
  • Mejillas (4). Representan el sistema respiratorio y normalmente son el resultado de una mala oxigenación de la piel o de un abuso del tabaco. PERO también pueden tener otra causa mucho más sencilla… que la pantalla de tu móvil esté sucia y repleta de bacterias que van a parar a tus mejillas cuando hablas por teléfono, infectando puntos negros y provocando la aparición de granitos.
  • Nariz (5). Está relacionado con el corazón. Revisa tu presión arterial y mejora tu alimentación reduciendo la carne roja y la comida picante.
  • Mandíbula y zona encima de la boca (6). En estos casos puede deberse o bien a una mala alimentación o a una intolerancia alimentaria.
  • Debajo de la boca (7). Esta es la zona de las hormonas y es donde todo tu estrés y cambios hormonales (como los previos a la regla), harán acto de presencia.
  • Barbilla (8). Representa el estómago y suelen aparecer granitos en esta zona cuando se tiene una fase de estreñimiento, gastritis o diarrea. Sigue una alimentación más sana y come más fibra.

Además de solucionar el problema desde dentro, las mascarillas ricas en ingredientes naturales como el pepino, la miel o el té verde te ayudarán a eliminar esos granitos. Por eso, para combatirlos siempre recomendamos estas mascarillas: Cucumber Mask, Green Tea Sheet Mask, Honey Mask y Black Ghassoul Mask.

Ten en cuenta que esta guía basada en la reflexología facial se aplica para aquellos granitos que salen en un brote o de manera persistente, no para aquellos que pueden surgir de manera puntual o para el acné hormonal. Si es el caso del primero, la clave será identificar y aclarar si su aparición está debida a un problema interno o a un mal hábito… Al fin y al cabo, la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y la que siempre nos chivará si se está produciendo algún tipo de problema en su interior… ¡Obsérvala con atención! Te contará mucho sobre tu salud.

También te pueden interesar los Posts: “Piel grasa. Rock&Wild” o “Bye, bye, granitos!

Deja un comentario