¿Limpieza facial? ¿Doble limpieza? ¿Triple limpieza? ¿Hacerlo solo cuando estás maquillada? ¿Hacerlo siempre? ¿De noche? ¿De día? ¿Cómo hacerla correctamente? ¿Qué tipo de pieles pueden seguirla?... Todas estas son las dudas más comunes que nos soléis preguntar sobre la famosa limpieza coreana y que hoy respondemos aquí para que conozcas lo más relevante que debes saber sobre ella.

¿EN QUÉ CONSISTE LA FAMOSA LIMPIEZA FACIAL COREANA?

En una Doble Limpieza Facial en la que se combinan dos tipos de limpiadores siguiendo un orden concreto, independientemente del tipo de piel que tengas. Primero se aplica sobre la piel seca un aceite limpiador como el Cleanest Coconut Cleansing Oil, se masajea y aclara, y a continuación sobre la piel humedecida un limpiador de base acuosa como el Klairs Rich Moist Foaming Cleanser que igualmente masajeamos y terminamos por aclarar.

¿Y POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE?

Básicamente porque existen dos tipos de suciedades e impurezas a eliminar de la piel: aquellas con base oleosa (como el sebo, el maquillaje o la polución) y aquellas con base acuosa (como el sudor o la suciedad en general). ¿Y qué hacen los dos limpiadores que explicábamos en el punto anterior?... Pues mientras el aceite limpiador tiene la capacidad de eliminar la suciedad de base oleosa, el limpiador de base acuosa acaba con las compuestas a base de agua. Digamos que de este modo, con la Doble Limpieza te aseguras que la piel quede limpia y, por tanto, lista para absorber de manera eficaz todo lo que le eches a continuación (y por tanto, que cada céntimo que inviertas en tu piel, sea rentable).

¿HAY UNA MANERA CORRECTA DE SEGUIR LA DOBLE LIMPIEZA COREANA?

Sí, no solo se trata de aplicar los limpiadores en el orden que indicamos más arriba, sino que los expertos defienden además que hay que hacerlo de la siguiente manera:

  1. Aplicamos el aceite limpiador sobre el rostro seco, lo extendemos y masajeamos durante unos 15 segundos. A continuación echamos un poquito de agua tibia para que emulsione, volvemos a masajear durante otros 15 segundos, y aclaramos (pero no secamos).
  2. Seguimos con el limpiador acuoso, lo aplicamos sobre el rostro humedecido y masajeamos igualmente durante 15 segundos. A continuación, al igual que en el paso anterior, echamos un poquito de agua y volvemos a masajear 15 segundos más para finalmente aclarar y secar.

Y LA TRIPLE LIMPIEZA ENTONCES ¿QUÉ ES?

Es esta Doble Limpieza pero añadiendo un paso más al principio del todo: un desmaquillador para ojos y labios como el Milky Touch.

¿CUÁNDO HAY QUE HACER LA DOBLE LIMPIEZA?

¿Lo ideal? Todos los días (mañana y noche) o si no la piel no quedará limpia... ¿No nos crees? Límpiate la cara con tu limpiador habitual y a continuación pásate un disco de algodón por todo el rostro… Sí, ese colorcillo crema que queda en el disco que hasta hace un momento era blanco, es suciedad, contaminación, residuos e impurezas que aún estaban en tu piel y que harán que no absorba correctamente los hidratantes que le vayas a echar a continuación.

LA DOBLE LIMPIEZA ¿VALE PARA CUALQUIER TIPO DE PIEL? ¿INCLUSO LA GRASA?

Así es. Al fin y al cabo todas las pieles en mayor o menor medida, están sometidas a suciedades o impurezas compuestas a base de aceite y, por supuesto, de agua. ¿Y para las pieles grasas usar un aceite limpiador no le añadirá aún más aceite? Justo al contrario, precisamente en el caso de las pieles grasas y mixtas, el aceite limpiador es el único que logrará de manera más eficaz “arrastrar” y eliminar el exceso de sebo de su piel.

Ya ves que la famosa Limpieza Coreana es mucho más sencilla de lo que parece. Solo necesitas dos limpiadores y un poco de constancia. O si lo tuyo es la inmediatez, utilizar limpiadores 2 en 1 como la preciosidad con pétalos de flores que tienes en la foto principal.

También te pueden interesar los Posts: Las Diferencias más importantes que has de conocer en belleza; o Diccionario básico de la Rutina de Belleza Coreana

Deja un comentario